domingo, 8 de mayo de 2011

A MI MADRE

Tú que reanimas la existencia mía
con tu mirada angelical y pura.
Tú que eres el consuelo, madre mía,
¡¡Ven!! de mi pecho las heridas cura
y recibe estas flores hoy que es día
consagrado a tu amor y tu ternura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario